Causas de la Pérdida Auditiva

Un vistazo rápido al motivo por el que usted o un ser querido podrían estar experimentando pérdida auditiva


Preste atención a su audición

En última instancia, sólo se puede oír lo que se oye. Es por eso que las cosas que se escuchan todavía pueden parecer bien, a pesar de que usted ya podría estar con una pérdida de audición leve.  La verdad es que su cerebro simplemente se adapta a la nueva situación y compensa las señales débiles procedentes de los oídos. Después de un rato, su cerebro se olvida, literalmente de cómo escuchar, ya que no recuerda el sonido de las palabras.

La pérdida auditiva puede ser el resultado de un daño en alguna de las secciones de su oído:


Causas en el oído externo

Normalmente, los problemas en el oído externo (outer ear) se deben a acumulaciones excesivas de cerumen e infecciones del canal auditivo. Suele ser fácil solventar estos problemas, aunque la actuación rápida es importante para evitar daños en la audición. 

Causas en el oído medio

Los problemas más comunes que interfieren en el buen funcionamiento del oído medio (middle ear) son la inflamación, la existencia de fluido detrás del tímpano, las perforaciones del tímpano y la otoesclerosis (el entumecimiento de los huesos del oído medio). La mayoría de los problemas del oído externo y medio tienen solución eficaz con un tratamiento médico o quirúrgico. Cuando estos tratamientos no son posibles, se puede compensar la pérdida auditiva permanente con un audífono.

Causas en el oído interno

La mayoría de los problemas de audición tienen que ver con el oído interno (inner ear). La causa más habitual es el envejecimiento natural. Aunque el exponerse a ruidos intensos, tomar algún tipo de medicación o sufrir fracturas en la cabeza también pueden afectar negativamente a la capacidad auditiva de las personas. Estas influencias dañan las finas células ciliadas y afectan a la transmisión de señales a los nervios auditivos. Normalmente, la pérdida auditiva del oído interno no tiene tratamiento médico. Sin embargo, en la mayoría de casos basta el uso de un audífono para corregir este tipo de pérdida auditiva.



La pérdida auditiva provocada por un daño en el oído externo o medio se denomina pérdida auditiva conductiva. Cuando los daños se ubican en el oído interno, se denomina pérdida auditiva neurosensorial. Si se producen ambos tipos, se denomina pérdida auditiva mixta.



Obtenga ayuda profesional

Su profesional de la salud auditiva le ayudará a elegir el audífono más adecuado para usted.  Tendrá en cuenta sus necesidades auditivas, su grado de pérdida auditiva, su presupuesto, su estilo de vida y sus necesidades personales.